Saltar al contenido
Enfermedades.top

Miocardiopatía hipertrófica: ¿Qué es, cuáles son las causas y su tratamiento?

Miocardiopatía hipertrófica
Miocardiopatía hipertrófica: ¿Qué es, cuáles son las causas y su tratamiento?
5 (100%) 4 votes

La miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad del músculo del corazón caracterizada por el aumento del grosor de sus paredes, esto quiere decir que las paredes de este órgano son más gruesas de lo normal. Pero, ¿qué la produce?

En el siguiente artículo le explicaremos a fondo en qué consiste este trastorno, sus principales causas, como prevenirlo y su relación con otras enfermedades similares.

¿Qué es la miocardiopatía hipertrófica?

La miocardiopatía hipertrófica o cardiomiopatía hipertrófica es una enfermedad hereditaria que afecta al músculo cardíaco. Es conocida también como la enfermedad de los atletas debido a los recurrentes casos de jóvenes deportistas que padecen este trastorno, sin embargo nadie está exento de padecerla.

“Cuando uno padece de cardiomiopatía hipertrófica significa que las paredes del corazón son más gruesas de lo normal. Es normal que se produzca cierto aumento en el grosor de las paredes del corazón en personas sanas que hacen ejercicio o participan en deportes competitivos. Pero en la CMH el engrosamiento es externo”, según el Texas Heart Institute

El engrosamiento anormal del miocardio dificulta el bombeo de sangre del corazón y por lo general no se diagnostica porque quienes la padecen no suelen presentar síntomas graves, y si los tienen, pueden llevar una vida normal.

Aun así, esta enfermedad puede producir en quienes la padecen dificultad para respirar, dolor en el pecho o problemas en el sistema eléctrico del corazón provocando arritmias.

Expertos y conocedores del tema aseguran que la miocardiopatía hipertrófica es causada por mutaciones genéticas que impiden el crecimiento normal del miocardio produciendo dicho engrosamiento. Suele ser hereditaria y las personas más jóvenes son las más propensas a presentar la forma mas grave de esta enfermedad.

De igual manera, señalan que en muy pocas ocasiones las personas desarrollan esta enfermedad cuando tienen trastornos como acromegalia, feocromocitoma o neurofibromatosis.

Enfermedad cardiovascular

¿Cuáles son sus síntomas?

Como mencionamos en el apartado anterior, en muchas ocasiones esta enfermedad no presenta signos distintivos, y de presentarse, suelen ser muy variables. Sin embargo, es necesario que, de presentar alguno de los síntomas relacionados con la miocardiopatía hipertrófica se consulte inmediatamente al médico.

Conocedores aseguran que estos suelen desarrollarse entre los 20 y 40 años. Así mismo suelen presentarse durante un esfuerzo físico y pueden generar desmayos los cuales ocurren repentinamente sin advertencias en el organismo:

  • Dolor torácico
  • Dificultad respiratoria
  • Palpitaciones

Adicional a esto, señalan que las personas que padecen esta enfermedad no presentan problemas graves y los síntomas suelen mantenerse estables durante hasta que se llega a la vida adulta, momento en el que los signos pueden empeorar ya que se puede desarrollar una arritmia o porque el músculo cardíaco se vuelve más rígido.

El Texas Heart Institute, señala que los jóvenes atléticos son quienes, por lo general, mueren sin saber que padecen esta enfermedad, esto debido a que es difícil diagnosticar este padecimiento debido a que los síntomas suelen ser similares a la hipertrofia ventricular izquierda, en el que el ventrículo izquierdo del corazón se agranda debido al acondicionamiento físico.

“Toda persona, sea joven o vieja, que desee participar en una competición atlética muy activa debe primero consultar al médico y realizarse un examen físico completo que incluya un electrocardiograma y una radiografía de tórax”, señala el instituto.

¿Cómo se diagnostica la miocardiopatía hipertrófica?

De presentar alguno de los síntomas que mencionamos en el apartado anterior, es necesario que con urgencia asista y pida a su médico de cabecera una revisión profunda para determinar si padece o no miocardiopatía hipertrófica.

Entre los métodos que puede utilizar su médico para esto, están:

  • Radiografía de tórax: esta muestra si el corazón se está agrandando, e indica si las cavidades del corazón están hipertrofiadas.
  • Ecocardiografía: esta muestra el tamaño del corazón y determina el grado de daño.
  • Angiografía: esta da una imagen detallada del funcionamiento de las arterias, cavidades y válvulas del corazón.

La miocardiopatía hipertrófica y el deporte:

Como se ha dicho con anterioridad los atletas son los más propensos a sufrir de esta enfermedad. Tanto que cifras del 2009 revelan que de cada 200.000 atletas, 1.000 padecen de este trastorno y 10 de ellos sufren un alto riesgo de muerte súbita, la cual suele aparecer durante o después de un gran esfuerzo.

Pero, ¿por qué son tan propensos? Hacer ejercicio de forma intensa y continua suele transformar el corazón de los deportistas, por lo que en general presentan cambios como aumento del tamaño de este órgano, reducción en la frecuencia cardíaca, dilatación en las cavidades y, electrocardiográficamente se suele presentar una alteración de la repolarización.

Hay que aclarar que no todos los deportistas suelen desarrollar esta enfermedad. Quienes son más propensos son aquellos que realizan prácticas dinámicas como futbolistas o ciclistas.

Además, es necesario recalcar que la miocardiopatía hipertrófica es la primera causa de mortalidad en atletas jóvenes, por lo que se suele recomendar evitar esta práctica deportiva a quienes porten esta enfermedad.

Ante esto, entidades como American Heart Association y el American College of Cardiology desarrollaron un documento en el que se da una serie de recomendaciones para los pacientes con esta enfermedad que quieren realizar alguna actividad física, así como una clasificación de los deportes según su componente dinámico o estático.

En ella se sugiere que las personas que padecen alguna forma de miocardiopatía hipertrófica no hagan actividad física de forma competitiva, con excepciones como el bowling, golf, tiro al blanco y cricket.

Tratamiento de la miocardiopatía hipertrófica:

El tratamiento contra la miocardiopatía hipertrófica tiene como principal objetivo prevenir la muerte súbita. Sin embargo, hay que tener dos cosas presentes al momento de iniciarlo, este dependerá de la gravedad de los síntomas y del riesgo en el que se encuentre el paciente.

Por lo que el diagnóstico y una conversación con su médico definirá el tratamiento más adecuado para tratar la miocardiopatía hipertrófica.

Entre las opciones de tratamiento están:

  • Medicamentos: el médico puede administrarle medicamentos para relajar el músculo del corazón y disminuir la frecuencia cardiaca. Entre estos están betabloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio o medicamentos para controlar el ritmo cardíaco.
  • Miectomía del tabique: este es un procedimiento a corazón abierto en el que se elimina parte del tabique engrosado y agrandado que separa los ventrículos. Esto ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y reduce la insuficiencia de la válvula mitral.
  • Ablación del tabique: en esta se destruye una parte del músculo cardíaco engrosado inyectando alcohol a través de un catéter que se ubica en la arteria que irriga sangre a la zona.
  • Desfibrilador cardioversor implantable: este es un pequeño dispositivo que controla los latidos del corazón, se implanta en el pecho como un marcapasos y suele recomendarse para pacientes que presentan arritmias.

Otras enfermedades relacionadas:

Video explicativo sobre la miocardiopatía hipertrófica:

Referencias y fuentes: