Saltar al contenido
Enfermedades.top

Enfermedades de la Sangre

enfermedades en la sangreLas funciones que cumple la sangre vienen determinadas por las células que viajan a través de ella. Los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas pueden generar una algunas enfermedades cuando su calidad o su cantidad se encuentran alteradas. De tal manera, pueden inducir a situaciones de mayor viscosidad y peligro de trombos, mayor vulnerabilidad para infecciones o un mayor riesgo de sangrados incontrolables.

Las enfermedades de la sangre se pueden clasificar de la siguiente manera:

Enfermedades de los glóbulos rojos

  • La enfermedad más habitual que afecta a los glóbulos rojos es la anemia, que consiste en tener una cantidad de glóbulos rojos en la sangre inferior a la normal. Los síntomas de la anemia son:
  • Palidez
  • Debilidad
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Retraso del crecimiento en lactantes y niños

Estos ocurren porque la sangre tiene una capacidad reducida de transportar oxígeno.

La anemia suele obedecer a una fabricación insuficiente de glóbulos rojos o a una destrucción supremamente rápida de los mismos. En los casos más graves de anemia puede ser necesaria una transfusión de glóbulos rojos o de sangre entera.

La anemia provocada por fabricación insuficiente de glóbulos rojos puede ser provocada por:

  • Anemia ferropénica. Este es el tipo más frecuente de anemia. Afecta a niños y adolescentes de cualquier edad que llevan una dieta baja en hierroo que han perdido muchos glóbulos rojos debido a una hemorragia.
  • Intoxicación por plomo.Cuando el plomo entra en el cuerpo, la mayor parte de él se introduce en los glóbulos rojos en donde puede interferir en la producción de hemoglobina, lo que puede evolucionar a una anemia.
  • Anemia provocada por una enfermedad crónica.Quienes padecen enfermedades crónicas, tales como el cáncer o infección por el virus de inmunodeficiencia humana suelen desarrollar anemia como complicación de estas enfermedades.
  • Anemia provocada por una enfermedad renal.Los riñones fabrican la eritropoyetina, una hormona que incita la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.
  • Anemia provocada por la destrucción excesivamente rápida de glóbulos rojos.Cuando los glóbulos rojos se destruyen más rápido de lo normal debido a una enfermedad, conocida como hemólisis, la médula ósea intentará compensarlo aumentando la producción de nuevos glóbulos rojos. Pero, si los glóbulos rojos se destruyen más deprisa de lo que se pueden sustituir, la persona desarrollará anemia.
  • Deficiencia de G6PD.La G6PD es una enzima que ayuda a proteger a los glóbulos rojos de los efectos destructivos de ciertas sustancias químicas que se encuentran en la comida y los medicamentos. Cuando se carece de esta enzima, esas sustancias químicas pueden provocar hemólisis.

La deficiencia de G6PD es una enfermedad hereditaria. Los casos más frecuentes se han dado entre personas de ascendencia africana, mediterránea o del sudeste asiático.

  • Esferocitosis hereditaria. Es una afección hereditaria en la que los glóbulos rojos tienen una forma alterada, siendo unas pequeñas esferas en lugar de discos, muy frágil debido a un problema genético en una proteína de su estructura.
  • Anemia hemolítica autoinmunitaria.En algunos casos, debido a una enfermedad o sin que se conozca el motivo alguno, el sistema inmune del cuerpo ataca por error a los glóbulos rojos y los destruye.

Enfermedades de los glóbulos blancos

  • La neutropenia:ocurre cuando no hay suficiente cantidad de un tipo de glóbulo blanco para proteger al cuerpo de las infecciones bacterianas. Puede ser desarrollada por personas sometidas a quimioterapias.
  • Infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH):este virus ataca a ciertos tipos de glóbulos blancos: los linfocitos. Estos luchan contra las infecciones. Este tipo de infección puede provocar el SIDA.
  • Las leucemias:son cánceres de las células encargadas de fabricar glóbulos blancos. Entre estos cánceres, se incluye la leucemia mieloide aguda, la leucemia mieloide crónica, la leucemia linfocítica aguda y la leucemia linfocítica crónica.

Enfermedades de las plaquetas

  • La trombocitopenia: suele diagnosticarse cuando una persona sangra o se hace moretones con más frecuencia de la habitual. La trombocitopenia puede ser hereditaria; o puede ocurrir cuando una persona se somete a quimioterapia.

Enfermedades de la coagulación: El sistema de coagulación del organismo depende de las plaquetas, así como de los factores de coagulación. Si un defecto hereditario afecta a cualquiera de estos componentes, puede causar un trastorno hemorrágico. Entre los trastornos hemorrágicos más frecuentes, están:

  • La hemofilia: una afección hereditaria que afecta casi exclusivamente a los niños. Se debe a la falta de ciertos factores de coagulación en la sangre. Las personas con hemofilia grave corren un riesgo mayor de sangrar excesivamente.
  • La enfermedad de Von Willebrand: es el trastorno hemorrágico hereditario más frecuente, también se debe a una deficiencia en un factor de coagulación.

Tipos de enfermedades de la sangre

  • Infección de la sangre: También conocida como sepsis, ocurre cuando un virus o una bacteria ingresa en nuestro cuerpo y nuestro cuerpo se defiende de esos intrusos. Actualmente, una sepsis grave tiene una tasa de mortalidad del 36% en los hospitales españoles aproximadamente.
  • Agranulocitosis: Cuando el cuerpo tiene pocos granulocitos, la condición se llama agranulocitosis. Esto hace que se más difícil para el cuerpo combatir los gérmenes. Como consecuencia, la persona está más inclinada a enfermarse de infecciones.
  • Hemoglobinopatía: Es un grupo de trastornos en los cuales hay una estructura y producción anormal de la molécula de la hemoglobina. Se transmite de padres a hijos. Este grupo de trastornos incluye a la hemoglobinopatía C, la hemoglobinopatía S-C, la anemia drepanocítica y talasemia.
  • Metahemoglobinemia: Es un trastorno sanguíneo en el cual se produce una cantidad anormal de metahemoglobina, que es una forma de hemoglobina. Con la metahemoglobinemia, la hemoglobina puede transportar el oxígeno, pero es incapaz de liberarlo de manera efectiva a los tejidos corporales.
  • Leucopenia: Se trata de una disminución en el número o cantidad de glóbulos blancos, también conocidos como leucocitos. Se puede clasificar de la siguiente manera
  • Neutropenia: si el número de neutrófilos está por debajo de 1000 y 1500 por microlitro de sangre.
  • Eosionopenia: en caso que los eosinófilos estén por debajo de 50 por cada microlitro de sangre.
  • Linfopenia: si el número de linfocitos está por debajo de 1000 por microlitro de sangre.
  • Monocitopenia: Cuando el número de monocitos está por debajo de 200 cada microlitro de sangre.
  • Leucemia: El término leucemia traduce “sangre blanca”. Es un tipo de cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea, el tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos, donde se forman las células sanguíneas.
  • Leucemia linfática aguda: Es un tipo de cáncer por el que la médula ósea fabrica demasiados linfocitos
  • Leucemia linfática crónica: Es un cáncer de la sangre en el que la médula ósea y los órganos del sistema linfático producen demasiados linfocitos B, un tipo de glóbulo blanco,los encargados de combatir las infecciones.
  • Leucemia mieloide aguda: Es un tipo de cáncer que se origina generalmente en las células madre que producen los granulocitos (neutrófilos, eosinófilos o basófilos). La leucemia mieloide aguda se manifiesta inicialmente en la médula ósea, pero en la mayoría de los casos, se extiende rápidamente a través de la sangre.
  • Leucemia mieloide crónica: Es un cáncer poco activo, de crecimiento lento, por el que se encuentran demasiados mieloblastos en la sangre y la médula ósea. Los mieloblastos son un tipo de célula sanguínea inmadura que elabora glóbulos blancos que se llaman células mieloides. Es posible que la leucemia mieloide crónica empeore con el paso del tiempo a medida que aumenta la cantidad de mieloblastos en la sangre

Causas más comunes y factores de Riesgo

Hasta ahora se ha podido determinar que la mayoría de las afecciones sanguíneas descritas, surgen por la producción excesiva o baja de alguno de sus componentes

Aunque la causa de las leucemias no se conoce exactamente, se sabe que hay diversos factores que pueden provocar la aparición de esta enfermedad.

  • Genéticos.
  • Factores ambientales.

¿Cómo prevenirlas?

Existen infinidad de Patologías del Tejido Sanguíneo que, a pesar de ser desconocidas para nosotros, esto no nos exime de padecerlas. Sin embargo, no es un secreto que desarrollar buenos hábitos alimenticios y una rutina diaria saludable que incluya ejercicios, contribuye a mantener un organismo y vida saludable, más allá de cualquier afección por causas genéticas o contagios que podamos padecer. Nuestra filosofía de vida debe estar enfocada en el desarrollo de buenos hábitos y en trabajar en pro de que nuestro cuerpo sea nuestro mejor lugar para habitar.

Algunas medidas de prevención a tener en cuenta:

  • No saltarse ninguna vacuna.
  • Lavarse muy bien las manos siempre que se pueda, con jabón o gel antiséptico, sobre todo si se tiene un trabajo sanitario, como en centros de salud u hospitales.
  • Fortalecer el sistema inmunitario.
  • Hacer ejercicio y alimentarse correctamente.
  • Cocina adecuadamente las comidas con el fin de eliminar posibles bacterias.
  • Cuidar las heridas externas y desinféctalas siempre con alcohol o yodo antes de vendarlas

Conoce más acerca de las principales enfermedades en la sangre: